Una buena idea para decorar, tanto para boda, comunión, bautizo, cumpleaños o algún otro evento, es colocar tu nombre en una galleta.

Para hacer unas galletas con sello personalizado, lo único necesario es comprar un sello con máximo relieve. Una vez hecha la masa de las galletas, estampamos el sello y cortamos. Luego las horneamos y listo.

Es muy fácil poder tener una galleta con tu nombre y fecha de cualquier evento. Una forma original para tu decoración casera.

Incluso para empresas, catering o si quieres tener un detalle con alguien de manera especial. Solo tienes que poner la estampación en la galleta antes de hornearla, así de simple, puesto que los sellos de caucho están fabricados completamente para uso de hostelería y alimentación.

Como dato, también se podrían usar estos sellos para marcar jabones o cerámica igualmente antes de secar y hornear.